Historia y Significado del EGUZKILORE


Eguzkilore - Basque Live
Eguzkilore - Basque Live

El Eguzkilore (flor del sol) es una especie de cardo silvestre que crece en montañas, prados y pastizales. Florece de junio a septiembre y es típico de Cantabria, Euskal Herria y Pirineos.

 

En Euskal Herria tiene una fuerza simbólica muy grande y es mucha gente la que se tatúa esta flor como símbolo de protección. El motivo son las leyendas que hay en torno a esta flor que vienen recogidas dentro de la mitología vasca. La verdad son historias bonitas que ahora os vamos a contar.

 

La primera leyenda cuenta que en el principio de los tiempos cuando todo era oscuridad los hombres se dirigieron a Amalur (Madre Tierra) para pedirle protección ante la oscuridad y los seres que habitaban en ella. Para ayudarles Amalur les dió la luna y así evitó parte de la oscuridad. Pero los hombres seguían temerosos pues la mitad del día seguía siendo oscuro y volvieron a pedirle protección; esta vez Amalur les concedió el sol pero…. por la noche los seres nocturnos seguían acechando. Brujas, lamias, genios y malos espíritus asustaban  a nuestros ancestros. Por tercera vez recurrieron  a Amalur y esta creó el Eguzkilore diciéndoles que era una flor tan hermosa que los seres de la noche la confundirían con el sol y ya no se volverían a acercar a ellos. Y resultó!!! Por fín se sintieron protegidos. De ahí el sentimiento de protección que el Eguzkilore genera desde entonces hasta nuestros días.

 

Otra leyenda cuenta que las lamias (seres mitológicos que son mitad mujer y mitad animal) salían a las noches de los bosques para robar niños. Cuando llegaban a los caserios y veían el Eguzkilore colgado en la puerta para poder entrar debían contar los “pétalos” que tenía esta flor . Otros dicen que tenían que contar los pelillos que tenía el Eguzkilore. El caso es que siempre les sorprendía el amanecer contando y recontando y tenían que salir corriendo hacia el bosque otra vez sin poder llevarse a los niños que era lo que ellas buscaban. Una vez más el Eguzkilore protegía a los seres indefensos de los seres de la noche hasta que llegaba el día. Por eso es muy común ver colgado en muchos caserios a día de hoy un Eguzkilore en la puerta de entrada.