Vaso de Txikitero


Vaso de Txikito

Te presentamos el auténtico vaso de Txikito. El de toda la vida.

Este peculiar vaso de vidrio prensado con un peso de entre 650 y 750 gramos, está realizado en vidrio prensado con trabajo al puntil.

Su fabricación prácticamente artesanal hace que cada vaso sea único y puedan presentar diferencias o pequeñas imperfecciones.

14,00 €

  • agotado

Descripción:

'Vaso de vidrio basto realizado con prensa y soplado a molde fijo con trajajo al puntil. La característica más reseñable del producto era el grosor del cristal que aumentaba su peso y limitaba la medida del mismo. Se desconoce la antigüedad de su diseño que se asemeja a modelos del siglo S XIX localizados en los catálogos de vidrieras españolas. Es remota la probabilidad que se trate de un producto vasco, pero no cabe duda, a la vista de su nombre “Vaso de Bilbao”, como figura en los catálogos de 1898 de la empresa “Cifuentes y Pola”, que el éxito y demanda del mismo se centraron en el área de Bilbao. Por otro lado, La Unión Vidriera Española, S.A., empresa que aglutina desde 1908 a las principales vidrieras del país, recoge en sus catálogos de 1945 diferentes variantes de este mismo modelo conocido como “Vaso Txikito”.Testimonios orales describen a este vaso como propio y exclusivo de las tabernas de Bilbao, usado para servir una medida pequeña de vino tinto o txikito. Comenzó a desaparecer en la década de los sesenta".

Costumbres de Txikiteros

Ronda de Txikiteros
Ronda de Txikiteros

Txikitear

Tomar txikitos, saborear, cantar, compartir, reunirse, charlar, evocar, celebrar, disfrutar… con amigos 

Los Txikiteros

El txikitero no levanta la voz, canta; no discute, conversa; no critica, construye, sino calla… espera su turno,recoge su vaso y se retira… observa, para saludar… está pendiente, para no molestar; está orgulloso de su origen, se le nota… le encanta conocer otras culturas, así les hace partícipes de la suya propia, maravillosa. Tiene clase y distinción, se le nota y presume… es señor de mundo, marineros, mineros, ingenieros, etc. de toda clase social, pero prefiere txikitear en su barrio, el que le vió nacer… le hace sentirse bien, con los pies sobre la tierra… y homenajeando a los que ya no están....

Entrevista a Jose Luis Itxaso. Grupo de Txikiteros barrio Udondo de Leioa, Vizca

`El vaso de txikitear me trae recuerdos de cuando era joven'

¿Qué es para tí el 'txikiteo'?

Para mí es una forma de juntarnos todos los amigos de la cuadrilla, pasar un momento agradable, echar unas canturriadas, quitarnos un poco el estrés del trabajo.Además nos permite visitar lugares y a personas que igualmente disfrutan de nuestros cánticos, allá donde nos solicitan nuestra presencia. Solo pedimos saber estar y poco más, una de las características que nos enorgullece del movimiento 'txikiteril' que defendemos.

Para nosotros es importante cuidar la tradición, nuestra imagen, todos en grupo, todos a la par tanto en vestimenta como avanzar y adaptarnos a nuestros tiempos, en el grupo contamos con voces femeninas que también hacen de nuestro grupo, creemos, que un grupo muy especial. Así lo sentimos.

 

¿Qué evoca en tí el vaso de txikiteo?

Me trae recuerdos de cuando era joven por las Siete Calles, antiguamente lo tenían en casi todos los bares, es una pena que se esté perdiendo...

 

¿Cuántos días a la semana txikiteais?

Pues todos los días de la semana un ratito. Pero nuestro día especial es el sábado, nos juntamos en el bar Udondo de Leioa, hacemos merienda-cena, unas cazuelitas, chipis, callos, etc a la vez que txikiteamos y los martes a la tarde para ensayar.

El grupo de txikiteros de Udondo es de esos colectivos anónimos que defienden la costumbre del txikiteo en  su más pura esencia, lugar de encuentro, para compartir... con amigos.